Son plantas leñosas de más de 3-4 metros de altura que se caracterizan por ser longevos. Pueden ser perennifolios o caducos, dependiendo si pierden o no hojas en la estación de invierno. Siempre tienen un tronco central del que parten ramas secundarias, terciarias, etc. Son importantes en el planeta ya que ayudan a regular la temperatura ambiental. Su atractivo son las diversas formas, colores, tintes otoñales, flores y frutos.